¡Hola de nuevo!

Ya falta poco para que termine el verano, uno bastante peculiar esta vez. El otoño está a la vuelta de la esquina y es un momento ideal para cerrar, la que es para mí, la primera etapa del año.

En septiembre siempre voy a la papelería de mi barrio y compro mi nueva agenda. Aquí escribo los objetivos logrados hasta el momento y determino los planes que me gustaría realizar en los meses posteriores. Organizo mi horario y hago una revisión de mi presente y una breve visualización de mi futuro más próximo.

Por esa razón, te presento esta ocasión una actividad para practicar el presente y el futuro con uno de mis juegos clásicos favorito: el Memory 😉

¿Te gustaría contarme algo sobre esta reflexión?😊

Puedes dejar tus respuestas y sugerencias para nuevas actividades en los comentarios.

Estoy deseando leer tus ideas 😉

¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *