¡Hola de nuevo!

Espero que estés bien. Ya hemos dejado atrás un año más y, ¡menudo año!,¿verdad?

Para mí, cada mes de enero es la oportunidad perfecta para comenzar o retomar proyectos que estaban guardados en el cajón. Así que este año no iba a menos.

¿Te suena eso de los «new year’s resolutions»? Pues en español se llaman propósitos de año nuevo. Es verdad que muchas veces, como dicen, nos venimos arriba y ponemos el listón muy alto. Pretendemos conseguir en poco tiempo objetivos que son difíciles de conseguir sin haber tenido ciertas rutinas adquiridas previamente.

Yo tengo un truco. Para poder integrarlos de manera consciente, suelo redactarlos en una lista, escritos en imperativo a modo de decálogo para tenerlos presente los primeros 21 días del año. Dicen que se necesita esa cantidad de días para poder crear un hábito.

Después grabo un audio y lo escucho por la mañana durante esos días con el fin de ir cumpliéndolo de la forma más acorde a mi estilo de vida. Puede parecer demasiado idílico pero para que sea lo más realista posible, este año únicamente he empezado con cinco. Aquí te los cuento. Son un tanto simples pero a mí me ayudan mucho:

Como ves, están redactados en imperativo y todos se corresponden a verbos regulares la primera conjugación (-ar). Mi objetivo es ayudarte a que lo aprendas progresivamente. No hace falta que lo aprendas todo de golpe.

No pretendo que empieces estresado/a este año. La conjugación de los verbos requiere un aprendizaje gradual al principio para que después puedas integrarlo de forma más natural.

Así que tómate tu tiempo para practicar no este tiempo verbal, sino modo verbal, el imperativo. Disfrútala. Aquí la tienes, toda para ti 😉

¿Te animas a contarme cuáles son tus propósitos para este año? Estoy deseando leerlos 🙂

Recuerda que puedes dejar sugerencias para nuevas actividades en los comentarios. 😉

¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *