¡Hola de nuevo!

Deseo que estés bien. El mes de febrero siempre es el más corto del año pero esta vez ha venido bien cargadito.

El título de la entrada de hoy hace un guiño a los Chunguitos, concretamente, a su canción “Dame Veneno”. Pero ellos quieren veneno para morir y aquí, todo lo contrario, para vivir.

Si hay algo que muchas veces nos anima y nos dan más ganas de vivir es la música, ¿verdad? Si esto lo consigue algún género, este suele ser la rumba.

En cualquier verbena que se precie nunca falta una buena rumba. Este estilo está muy presente en la cultura popular y por eso forma parte de las fiestas en los pueblos de cualquier rincón del país.

Y por qué Veneno entonces….porque te voy a hablar sobre Kiko Veneno. Este cantante de estilo mestizo, asociado al rock flamenco y a la rumba, tiene un indudable antídoto contra la apatía y la tristeza.

Grandes referentes de la rumba fueron hijos de inmigrantes del sur asentados en el norte. Sin embargo, a nuestro protagonista de hoy le ocurrió lo contrario. Nació en Cataluña y se marchó en plena infancia a la tacita de plata, es decir, la ciudad de Cádiz.

Este respetado cantante se nutre de Bob Dylan y Frank Zappa, cosa que se aprecia durante su exitosa carrera musical. Sin ir más lejos, Kiko fue un eje importante en el desarrollo del álbum “La leyenda del tiempo” de Camarón de la Isla, un imprescindible de la historia de la música española 💃.

Kiko Veneno en concierto. Fuente: Wikimedia Commons

Kiko siempre es como un libro abierto y esto lo convierte en un gran divulgador musical. Durante sus conciertos tiene la costumbre de relatar cosas que conoce y tiene una manera muy cercana de compartir su conocimiento, estando el humor y la ironía siempre muy presentes.

Así que con él estreno la sección “Siguiendo la pista”. En estos capítulos te invito a que saques tu lado detectivesco 🕵‍♂ y descubras de qué te estoy hablando.

¿Te animas a descubrirlo?

Dale entonces al play y descárgate aquí el cuaderno de trabajo

Como siempre, puedes enviarme tus sugerencias, las espero con mucha ilusión.

Cuídate mucho.

Saludos,

¡Hasta pronto! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *